Mono Blanco enaltece la música mexicana a ritmo del son jarocho