Voces8, The Gesualdo Six, Stile Antico y Chanticleer son parte de Live from London, estas cuatro agrupaciones nos llevarán por el policromático camino de la música coral: desde el Renacimiento hasta el pop de años más cercanos; podremos escuchar piezas clásicas de Thomas Talis, William Byrd y Orlando Gibbons, al igual que con otras composiciones más contemporáneas de Arvo Pärt, Joanna Marsh, Mårten Jansson e incluso hasta una rola que hizo famosa Whitney Houston.  

En Reino Unido, de donde son Voces8, The Gesualdo Six y Stile Antico, la tradición coral pervive hasta nuestros días. En inglés el término utilizado para designar a este tipo de música es cathedral music (música de catedral); lo cual no es una casualidad, pues los templos son un integrante fundamental para que los ensambles alcancen una bella sonoridad. La iglesia, el templo o la catedral, son espacios hechos para la palabra, su cúpula, sus paredes de piedra, el espacio entre el altar y el portal, todos estos elementos son propicios para una reverberación majestuosa que genera un aura de paz e incluso de sublevación espiritual. En una entrevista a distancia, platicamos con algunos de estos cantantes para que nos ocmpartieran un aparte de su pasión por el canto a capella. 

¿Cuál es la relación entre la arquitectura de las iglesias y la música coral?

Michael Craddock, barítono en The Gesualdo Six:

Durante todo el tiempo que la tradición occidental ha construido asombrosas piezas de arquitectura religiosa, ha habido música escrita para cantarse allí. Parte de los primeros registros de música polifónica que se tienen en el canon se remontan a la cavernosa acústica de la catedral de Notre Dame, un lugar verdaderamente maravilloso para cantar. También el desarrollo del canto policoral en Italia en los siglos XVI y XVII fue un resultado directo de las numerosas galerías y capillas laterales en las iglesias venecianas como San Marco. Los compositores corales siempre han utilizado las magníficas propiedades acústicas de las grandes iglesias como una herramienta compositiva clave.

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

La arquitectura, el diseño y la acústica afectan profundamente la forma en que sonamos para nuestra audiencia y la forma en que tenemos que escucharnos unos a otros para poder cantar con éxito. Cuando estamos de gira, pasamos hasta una hora antes de cada concierto ensayando en el espacio para comprender cómo tendremos que cantar.

La relación de la arquitectura y la música coral es tal que, por ejemplo, es probable que uno de los géneros más importantes de la música coral se haya inspirado en la arquitectura de la Basílica de San Marcos de Venecia. El increíble retorno de sonido entre los dos coros de la catedral inspiraba interpretar música en la que los coros se turnaban, cantando intencionalmente música diferente entre sí en una especie de llamada y respuesta. Este canto policoral o de "doble coro" se hizo tan popular que se extendió por toda Italia y ahora se considera uno de los factores definitorios en la evolución de la música desde el Renacimiento hasta la época barroca, todo gracias a esa catedral de Venecia. Los avances en la acústica arquitectónica en el siglo XX y las salas de conciertos y otros lugares resultantes han transformado aún más lo que es posible para los compositores y cantantes.

Cuando escuchamos a un coro de iglesia notamos que sus voces le dan vida al espacio, y que estas se potencializan por el diseño arquitectónico de los los templos. Así como la voz es considerada un instrumento musical, ¿podemos decir que las catedrales son otro?

Michael Craddock, barítono en The Gesualdo Six:

Es sorprendente el efecto que tiene una buena acústica en nuestro canto: puedes fomentar diferentes armónicos y llenar un edificio que tiene espacio para miles de personas con solo unas pocas voces. Si entramos en una iglesia que no hemos visitado antes para un concierto, lo primero que hacemos es tratar de encontrar todos los espacios emocionantes desde los cuales cantar, de modo que podamos atravesar el espacio y rodear al público con sonido.

Kate Ashby, soprano en Stile Antico:

La acústica del edificio es muy importante. Hemos actuado en acústicos que van desde la sala de conciertos "seca", sin ningún tipo de acústica, hasta el enorme eco de diez segundos de las grandes catedrales. La acústica de las catedrales puede amplificar el sonido y dar un "apoyo" adicional a la voz. Pero también puede ser difícil: a menudo es mucho más fácil escucharnos entre nosotros en una sala de conciertos que en una catedral, donde el eco puede confundir al oído. 

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

La catedral completa al instrumento musical, como el cuerpo de una guitarra. Las cuerdas (los cantantes de la catedral) necesitan el cuerpo de la guitarra para resonar, pero el cuerpo de la guitarra también necesita las cuerdas para generar el sonido. Incluso las mejores cuerdas de guitarra suenan aburridas sin un cuerpo o con uno mal hecho, por lo que ciertamente un hermoso espacio catedralicio puede realzar un sonido coral.

Mucha de la música que cantamos, especialmente la música antigua, suena absolutamente mejor en un espacio como una catedral con muchas superficies duras que crean una especie de “efecto de halo” alrededor de la música. Sin embargo, otros estilos pueden sufrir al confundirse en espacios tan resonantes: la música pop y ciertos tipos de música rápida o muy rítmica pueden ser difíciles de entender con demasiado eco. Incluso si amamos cómo sonamos en una catedral en particular, a menudo tenemos que enfatizar ciertas consonantes o separar ciertas notas en movimiento para que salgan a través del lavado de la acústica.

¿Cuáles son las diferencias entre cantar dentro de un templo y hacerlo en un lugar abierto?

Michael Craddock, barítono de The Gesualdo Six:

Cuando se está afuera, no tienes ayuda del espacio en absoluto, y tienes que depender mucho más de la proyección vocal cruda para transmitir tu música a la audiencia. Esto hace que escuchar a tus colegas sea un ejercicio más complicado, ¡pero aun así es perfectamente posible! La elección del repertorio es clave: la polifonía sagrada generalmente tiene mucho más éxito en los edificios en los que fue diseñada para ser cantada.

Kate Ashby, soprano de Stile Antico:

Cuando cantamos en una catedral, el edificio es una extensión de nuestros cuerpos. Usamos la resonancia como parte de la actuación. Cada catedral tiene su propia acústica, que es única y, en muchos sentidos, se puede considerar como un instrumento musical. ¡Solo necesita que los músicos le den vida!

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

Básicamente, las superficies duras reflejan el sonido y las superficies blandas lo absorben. Si cantas en un campo abierto, el sonido se disipa muy rápidamente. Si cantas cuando estás rodeado de muchas superficies duras, como los azulejos de la ducha o las columnas y bancos de una catedral, el sonido tiene la posibilidad de reflejarse muchas veces, lo que lo hace más fuerte y también puede amplificar algunas frecuencias o matices en la voz sobre los demás.

El sonido de una catedral, que está llena de superficies sólidas, es tan deseable que a veces pedimos una "carcasa acústica" si vamos a actuar en algún lugar muy abierto. (Tal caparazón se compone de paneles duros que se colocan detrás del coro para reflejar el sonido a la audiencia). Pero también a veces deseamos reducir el eco. Verás que para este festival cantamos en un enorme almacén convertido, y aunque ciertamente no es una catedral, tuvo tanta reverberación que en realidad trajimos una gran alfombra para absorber parte del sonido.

¿Existe un espacio para la música coral que sea el “Wembley” de la música coral? ¿Hay alguna iglesia que demande lo mejor de ustedes cuando cantan?

Michael Craddock, barítono de The Gesualdo Six:

La Capilla de la Virgen en la Catedral de Ely es un lugar verdaderamente asombroso para cantar – 100m x 50m, pero con una acústica como ninguna otra. La cantidad de color que genera el sonido en ese espacio es increíble, y es por eso que tantos conjuntos graban allí.

Becky Hickey, soprano en Stile Antico:

(Al igual que Craddock). ¡La capilla de la Virgen, en la catedral de Ely, es famosa por su eco de nueve segundos! Este lugar, que está en la costa este de Inglaterra, es increíble para cantar, pero es muy difícil escuchar lo que hacen los demás. Hemos disfrutado cantar en maravillosas catedrales alrededor del mundo, así como en algunos lugares más inusuales, como una galería de arte en el Palacio de Buckingham y un lago submarino en una cueva, ¡que tenía una acústica maravillosa! Disfrutamos mucho cantando en el Templo de la Valenciana en Guanajuato en 2010 y nos encantaría probar la acústica en algunos de los otros edificios religiosos increíbles de México.

FOTO: Capilla de la Virgen en Catedral de Ely. Cambridgeshire, Inglaterra

 

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

¡Tenemos muchos favoritos! En el contexto de esta conversación, la Wormser Dom (Catedral de San Pedro) en Worms, Alemania, fue una de las catedrales más espectaculares que hemos experimentado. Fue consagrada en 1018 y tenía un eco gigantesco de tres o cuatro segundos. Cantar nuestra música más antigua en ese espacio increíblemente antiguo se sintió muy bien. Adoramos cantar en dos catedrales que llevan el nombre del mismo santo, la catedral de nuestra casa, la Iglesia de San Ignacio en San Francisco y la Iglesia de San Ignacio de Loyola en la ciudad de Nueva York. Estos espacios son más simples que la mayoría de las catedrales, pero a menudo tienen un sonido redondo y exquisito, y crean una sensación de intimidad con el público.

FOTO: Catedral de San Pedro en Worms, Alemania (Catedral de San Pedro)

En México los orígenes de la música de catedral se remontan a la época colonial, cuando las órdenes religiosas intentaban evangelizar. La música coral fue un elemento que hizo que mucha más gente asistiera a los templos, ya que las canciones eran interpretadas en la lengua local en vez de en latín. ¿Cuál es el origen de la música coral en Reino Unido y en Estados Unidos?

Michael Craddock, barítono de The Gesualdo Six:

La música coral tiene el mismo origen: muchas de nuestras catedrales se remontan a la Alta Edad Media, y también tenemos música ornamentada y virtuosa que sobrevive de este período. La música coral fue una parte integral de la Iglesia durante su gran auge en este país durante el siglo XVI, y compositores como Tallis y Byrd tuvieron que cambiar radicalmente la música que escribían basándose en los caprichos de la corte. Nuestro primer CD, English Motets, traza el curso de este fascinante período.

Helen Ashby, soprano en Stile Antico:

El origen de la música coral en el Reino Unido, como en el resto de Europa, refleja el crecimiento de la iglesia. El canto llano fue una parte vital en los servicios de la iglesia desde los primeros días del cristianismo. De ahí surgieron las primeras versiones de la polifonía. Uno de los primeros grandes compositores polifónicos, John Dunstable, era del Reino Unido y era conocido en toda Europa. La tradición coral floreció a partir de este momento y todavía está muy activa en la actualidad. Por supuesto, incluso en el Reino Unido, la música es a menudo una de las cosas que atrae a la gente a la fe cristiana.

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

Chantecleer está basado en San Francisco, California. En los Estados Unidos, la música coral tiene muchas raíces. Los primeros colonos puritanos llevaron himnos a Nueva Inglaterra y, de hecho, prohibieron los instrumentos en la iglesia, por lo que el canto a cappella era una parte vital de la adoración. También los africanos esclavizados trajeron sus propias tradiciones a las colonias e influyeron profundamente en la vida musical estadounidense a través del trabajo musical y espiritual. Lo espiritual es ahora una piedra angular de la música coral y ha influido en innumerables géneros como el rock, el jazz, el blues, etc.  

Conservamos la idea de que la música coral es completamente religiosa y rara vez la asociamos con algo distinto. En este sentido, ¿cuál es el papel de la música de catedral en un mundo cada vez más digital? ¿Cómo acercar a las nuevas generaciones a la música coral, ya sea clásica o contemporánea?

Michael Craddock, barítono en The Gesualdo Six:

La gran ventaja del contenido digital es que puede llegar a personas que nunca antes habían experimentado un concierto en vivo. Nos encanta cómo la música del Renacimiento tiene un impacto tan directo: millones de personas han visto nuestros videos en línea, muchas de las cuales han venido a vernos en vivo gracias a esto. La voz humana tiene un poder comunicativo directo que pocos instrumentos poseen, y ahora tenemos la capacidad de llevarlo a más personas que nunca. ¡Es muy emocionante!  

Kate Ashby, soprano en Stile Antico:

Los coros cantan todo tipo de música: canciones religiosas, canciones de amor, canciones para beber… Pero mucha gente asocia los coros con la música de iglesia. Incluso en el mundo actual, en el que muchas personas no se consideran "religiosas", hay una belleza casi espiritual en escuchar voces cantar juntas que atrae a la gente. La música coral tiene que ver con la conexión, ya sea con Dios, con otros cantantes o con los oyentes. Y creo que la conexión es más importante que nunca en el mundo digital actual. ¡Lo maravilloso de la tecnología moderna, por supuesto, es que podemos conectarnos con personas de todo el mundo sin siquiera salir de Londres!

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

¡Esto realmente depende de cómo se defina la música coral! Los coros de espectáculos o grupos a capella como se ven en “Glee” o “Pitch Perfect” suelen ser seculares. Y aunque Chanticleer canta mucha música sacra y religiosa, también cantamos canciones seculares, populares y pop. En los Estados Unidos, los conjuntos colegiados a capella y de barbería son populares, y los coros comunitarios seculares y semiprofesionales estaban experimentando un nuevo crecimiento antes de la pandemia. Pero es una buena pregunta. De alguna manera, amamos la música coral precisamente por la experiencia en vivo. En un mundo cada vez más digital, puede ser pura magia sentir la armonía vibrando en tu pecho y ver a doce humanos en vivo concentrarse y trabajar juntos para crear belleza en persona. Entonces, de alguna manera, el papel de la actuación en vivo es recordarnos cuán NO digitales somos los humanos. 

Por último, ¿pueden compartir los protocolos de sanidad que están poniendo en práctica cuando cantan?, pues al ser un coro necesariamente interactúan muy de cerca.

Michael Craddock, barítono en The Gesualdo Six:

En este país, las consignas han sido “manos, rostro, espacio”: lavado frecuente de manos, uso de cubrebocas y distanciamiento social. Hemos tenido la suerte de contar con numerosos estudios sobre los efectos del canto en la transmisión, que nos han permitido retomar conciertos en vivo para audiencias limitadas siempre que se cumplan estos protocolos.

Helen Ashby, soprano en Stile Antico:

Por el momento, con Covid-19, ¡tenemos que hacer las cosas de forma un poco diferente! Por lo general, en un concierto actuaríamos en un semicírculo, parados el uno junto al otro. Para este concierto notarás que estaremos en un círculo con 1,5 m entre cada cantante para permitir el distanciamiento social. Esto hace que sea más fácil escucharnos a nosotros mismos, pero es un mayor desafío para el conjunto musical y dificulta el realmente sentirnos como un equipo. Sin embargo, ha sido una buena prueba para nosotros y nos vemos obligados a usar nuestros ojos tanto como nuestros oídos. Esperamos con ansias el momento en que podamos volver a nuestra forma habitual de trabajar.

Andy Berry, bajo y Brian Hinman, tenor en Chanticleer:

Debido a que íbamos a cantar juntos sin cubrebocas para la grabación, acordamos llevar una vida de encierro, sin interacciones con otras personas, incluidos los viajes al supermercado o algún otro lugar. Durante la mayor parte del período de ensayo, usamos cubrebocas en todo momento mientras cantábamos, nos mantuvimos a distancia y ensayamos en un gran almacén con muchas ventanas abiertas y mucho flujo de aire. Debido a las preocupaciones acerca de los aerosoles, ensayábamos solo por períodos de 30 minutos antes de dejar salir el aire y cambiar de posición en la habitación. Todo esto  además de recibir pruebas COVID regularmente. Es difícil para todos, artistas y personas de a pie, ¡pero pensemos que la perseverancia, el arte y la conexión humana nos ayudarán a pasar los días hasta que todos podamos abrazarnos y cantar juntos de manera segura otra vez!

Compartimos cuatro espléndidos ejemplos de lo que estas poderosas voces son capaces de hacer con la complicidad de la arquitectura religiosa.

The Gesualdo Six interpreta "If ye love me" de Thomas Tallis. 

 

Stile Antico interpreta “Ave Maria” y “Gaudete in Domino” |60.ª edición de los premios GRAMMY.

 

Chanticleer interpreta "Bogoroditse Devo" en la Catedral deSan Pablo. 

 

Voces8 interpreta "Requiem, Op. 48 - 4. Pie Jesu" de Fauré, (Arr. Smith).