Francia se confirma en el FIC como bastión de la escena contemporánea internacional