El público juvenil tiene un lugar reservado en el Festival Internacional Cervantino, el cual podrá vivir la primera edición virtual de esta fiesta con espectáculos que conjuntan lo mejor del jazz, el sonido “neomexicano” y performance en exaltación del folclor nacional. The Guadaloops, Troker y la Bruja de Texcoco compartirán el escenario digital en conciertos transmitidos desde distintos puntos del país, Ciudad de México, Guanajuato y Guadalajara.


Fundada en 2012 por Fermín Sánchez y Ferdinand González, The Guadaloops es una banda mexicana que narra la vida desde una mirada “neomexicana”, caracterizada por la fusión de distintos géneros como hip hop, neo soul, funk y ritmos latinoamericanos. Sus canciones se alimentan de historias y personajes construidos a través de una narración sonora que se acerca a lo literario.


Soma es nombre del programa que pretende suministrar la cura emocional a corazones vulnerables, con una dosis de canciones inspiradas en la novela de ciencia ficción de Aldous Huxley, Un mundo feliz, en la cual se desarrolla el cotidiano de una sociedad afectivamente abstraída. El concierto en vivo desde la azotea del Archivo General de Guanajuato se podrá disfrutar el viernes 16 de octubre a las 18 horas.


Con un espectáculo que involucra elementos visuales, lumínicos y escenográficos, Troker transformará la pantalla del Festival Internacional Cervantino en un experimento audiovisual que guiará al espectador a un lugar fuera de la realidad, acompañado por la voz del cantante neoyorquino Freedom Bremner. Una metáfora — transmitida el viernes 16 de octubre a las 20 horas— que remite a las fronteras mentales como producto del constructo social.


La banda fundada en Guadalajara, Jalisco, refleja sus raíces en una mezcla de sonido tradicional, sofisticado y psicodélico que surge al combinar la potencia de la trompeta, el saxofón, el piano, el bajo y la batería, aderezado con descargas explosivas generadas por la tornamesa. Los seis integrantes que la conforman definen su proyecto como un laboratorio sensorial en el que las ideas toman forma a través de la música. Su presencia en la escena del jazz nacional e internacional los ha llevado al Festival Glastonbury y más de 80 conciertos alrededor del mundo.


El proyecto musical y performance de la Bruja de Texcoco acompañará el programa juvenil de esta edición, que integra elementos representativos de la mexicanidad. Cintillos bordados de flores, huipiles de telas arcoíris y ojos alumbrados por diamantina son parte de la esencia que define a este personaje, quien encontró lugar en el cuerpo de Octavio Mendoza en un viaje interior que rechaza la masculinidad.


De Brujas, Panteneras y Chachalacas es el nombre de su álbum más reciente, el cual podrá ser disfrutado por el público cervantino el miércoles 14 de octubre a las 20 horas, con una transmisión en vivo desde el Centro Cultural Helénico. Los ritmos precolombinos, el performance y las letras de sus temas más aclamados — Té de Malvón y Suite a los saberes— se inspiran en las culturas indígenas; un homenaje a la transfeminidad mexicana propia de los muxe de la región zapoteca de Oaxaca y los maringuía, purépechas de Michoacán.

 


La programación del festival se podrá seguir desde el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, a través de Canal 14, Canal Once, Canal 22 y la Unidad de Televisión de Guanajuato (TV4). El Festival Internacional Cervantino se difundirá en televisión abierta, redes sociales y plataformas digitales de los medios públicos federales y locales; se podrá acceder desde cualquier parte del mundo en festivalcervantino.gob.mx y la plataforma Contigo en la Distancia contigoenladistancia.cultura.gob.mx.


Visita las redes sociales de festival en Twitter (@cervantino), Facebook (/Cervantino) e Instagram (@cervantino) y sigue la conversación a través del #CervantinoEsContigo y #ElEspacioQueNosUne.