Danza y rock en vivo para descubrir nuestra oscuridad

  • La bailarina y coreógrafa, Peggy Baker, protagonizó el segundo fin de semana de FIC en el Teatro Principal con su montaje Who We are in the dark
  • La propuesta es un montaje de danza y artes visuales que se complementa con música en vivo de miembros de la banda canadiense Arcade Fire
  • Estas funciones representaron el regreso de Baker al FIC, después de 32 años de ausencia

Guanajuato, Gto. a 20 de octubre de 2019.- Who we are in the dark es un espectáculo que entrelaza danza contemporánea y clásica, indie rock y artes visuales para descubrir la oscuridad, el misterio, la pérdida, la condolencia, la noche, la sexualidad y la intimidad.

Esta pieza está inspirada en la historia de Sarah Neufeld, violinista y  miembro de la banda Arcade Fire, pero representada a través de la danza por Baker, quien hace 32 años participó en el Cervantino como bailarina y hoy regresa como directora de este proyecto que forma parte de las propuestas del país invitado: Canadá y que se presentó en el Teatro Principal el 19 y 20 de octubre.

Otro ingrediente de este espectáculo es la presentación en vivo de Sarah Neufeld y Jeremy Gara, músicos de la reconocida banda de indie rock Arcade Fire, quienes no sólo musicalizan con violín y batería, sino que forman parte de la misma concepción del proyecto, que surge del encuentro entre Neufeld y Baker, quienes decidieron colaborar para encontrar una forma de hacer visible el inconsciente.

Se trata de un montaje que devela el inconsciente de las personas y describe la oscuridad como una serie de movimientos que se van ejecutando por un cortejo de siete bailarines. El resultado es un poema visual lleno de potencia.

El resultado es un “espectáculo feroz” que plagó el histórico inmueble con la fuerza y la energía de siete bailarines, el violín y la batería junto con proyecciones que iluminaban el suelo y el fondo del escenario, los cuales llenaban el espacio profundo en nuestras mentes.

Toda esta magia hace referencia a Sylvia Plath, Jean Genet y Pablo Neruda, autores que Baker ha tomado de referencia y de los cuales sustrae la esencia de las palabras para traducirlos en movimientos corporales estéticos.