Para concluir con el ciclo de Diálogos Cervantinos, Mauricio Valdés San Emeterio y Mardonio Carballo entablaron una conversación sobre su experiencia al integrar las tradiciones en el arte sonoro y su vinculación con otras disciplinas.

En el encuentro moderado por la periodista Sarahí Campech, Mardonio Carballo recordó que después de aprender el náhuatl surgió la idea de crear poesía para poder escuchar esa lengua y eso lo llevó a la práctica del spoken word –un nuevo género que mezcla poesía y teatro–. En este punto, Mauricio Valdés San Emeterio mencionó que ha explorado otras disciplinas con el objetivo de enriquecer su aprendizaje.

Sobre el concepto de la música tradicional, ambos artistas señalaron los prejuicios y limitaciones por evitar que se integre a otros formatos; sin embargo, esta fusión les permite crear música contemporánea y no solo para ampliar el alcance del público sino facilitar el acercamiento con éste a través de nuevas propuestas novedosas.

“En realidad no hay registros claros de cómo era la música tradicional como el son jarocho y el son huasteco, ejecutados con instrumentos que nos llegaron de otros lugares”, dijo Carballo, en tanto que Valdés San Emeterio confirmó que estas melodías al final resultan modernas “influenciadas también por la música americana” y confirmó que el tener evidencia de los instrumentos que existían en la época antigua no es garantía de conocer los sonidos tradicionales.

Sin embargo, también apuntaron en la importancia de darle voz a las voces indígenas, buscar su difusión y tener mucho cuidado en la forma de intervenirlas para mantenerlas vivas, lo cual es un reto para las instituciones. Y en caso de realizar intervenciones se tenga cuidado de no afectarlas.

En el contexto del aislamiento, Mauricio Valdés San Emeterio, quien ha realizado proyectos de música acústica, la música electroacústica, experimental y la instalación sonora señaló que las expresiones artísticas en este tiempo han hecho que se consuma el arte de manera individual por la facilidad de acceder a los contenidos que se dieron y hacia allá se dirigen todas las artes.

Mardonio Carballo, que posee una trayectoria en medios de comunicación y además es defensor de los pueblos originarios, agregó que algo similar ocurrió con las lenguas indígenas y puso como ejemplo el aumento de mensajes en Twitter, lo cual consideró una oportunidad que en el futuro abone a la tolerancia y al incremento del conocimiento de nuestra identidad nacional y que no se vea como algo ajeno y esto a su vez derive en la lucha contra el racismo.

Respaldaron la idea de que el arte siempre debe experimentarse y diversificarse en busca de provocar e inspirar nuevas corrientes.

Finalmente, agradecieron la invitación a esta charla que les permitió comparar sus experiencias.